Comunicado de Prensa. (04 de julio’16).

       Las asociaciones de víctimas por el robo de bebés, y demás colectivos de X24, celebran la acusación del ginecólogo Eduardo Vela por presuntos delitos relacionado con el robo de una bebé.

      El miércoles 29 de junio, se hizo público que la titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid había dictado un auto de apertura de juicio oral contra el ginecólogo Eduardo Vela por los presuntos delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad documental. Se le acusa de una supuesta implicación en el robo de Inés Madrigal en 1969 en la clínica San Ramón. Inés Madrigal es presidenta de la asociación Bebés Robados Región de Murcia, entidad perteneciente a X24 junto con otras nueve asociaciones de víctimas por el robo de bebés.

      El ginecólogo Eduardo Vela está acusado por los presuntos delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad documental. Se le acusa de una supuesta implicación en el robo de Inés Madrigal en 1969.

      El ginecólogo ya había sido imputado en 2013 y negó todo conocimiento de los hechos aunque su firma aparecía en varios documentos y la propia madre adoptiva de Inés Madrigal, Inés Pérez, le reconoció como el médico que le había entregado a la bebé como un regalo. El ahora acusado aconsejó a la madre adoptiva en 1969 que fingiera el embarazo poniéndose cojines en el vientre y presuntamente le indicó que inscribiera a la niña como hija biológica, algo que las pruebas de ADN han desmentido: Inés Pérez e Inés Madrigal no tienen ninguna relación genética

      La propia madre adoptiva de Inés Madrigal, Inés Pérez, le reconoció al Dr. Vela, como el médico que le había entregado a la bebé como un regalo.

      Inés Pérez, la madre adoptiva, es una mujer de 93 años llena de valentía que para ayudar a su hija adoptiva a averiguar su verdadera identidad no dudó en pedirle que, además de denunciar al doctor Vela, también la denunciara a ella para poder participar oficialmente de todo el proceso. Su testimonio ha sido crucial para llegar a la acusación que hoy pesa sobre el ginecólogo. Como tantas otras madres adoptivas, Inés Pérez nunca pensó que la niña que le fue entregada era mercancía robada. Desde X24 esperamos que la Justicia española sepa valorar positivamente su colaboración, siendo un ejemplo para todas aquellas madres adoptivas que deseen ayudar a sus hijos a encontrar sus orígenes.

      Para todo el colectivo de víctimas de este delito es una magnífica noticia que por fin la justicia española haya acusado a un presunto implicado en el robo de bebés y que se enfrente a un juicio.

      Sin embargo, no debemos olvidar que los supuestos delitos de los que se le acusa están muy por debajo de su verdadera naturaleza, que no es otra que la de Lesa Humanidad. Así lo considera la jueza María Servini de Cubría, titular del Juzgado que instruye la causa penal conocida como Querella Argentina contra los crímenes del franquismo, que en el Auto de 30 octubre de 2014 imputó al ginecólogo Abelardo García Balaguer por su presunta implicación en el robo de un bebé en 1967.

      Es penoso que la justicia española no tenga la misma consideración y no tipifique estos delitos como crímenes contra la humanidad, ni colabore con la justicia argentina, ignorando el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, tal y como repetidas veces ha exigido al Estado español el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Desde X24, felicitamos a nuestra compañera Inés Madrigal y seguimos luchando para que las víctimas, cualquiera que sea el lugar donde hayan formulado sus demandas, obtengan su derecho a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición.